browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Kamakura

Posted by on 04/03/2009
Soba negro en Hase-dera

Soba negro en Hase-dera

Tras disfrutar como enanos más de 10 días en la megalópolis tokiota, nos entraron ganas de hacer una escapada a algún pueblo representativo de la cara más tradicional de Japón. Como estábamos en noviembre y anochecía pronto, no quisimos alejarnos demasiado de la capital.
Tras pensar en varios destinos al final elegimos Kamakura, que contaba como atractivos principales con ‘El Gran Buda’, el ‘Templo Hase-dera’ y que se trataba de una localidad costera.

Yo junto a estatua Kawaii en Hase-dera

Yo junto a estatua Kawaii en Hase-dera


Gran Buda de Kamakura, superviviente de tsunamis, con perspectiva a lo Street Fighter

Gran Buda de Kamakura, superviviente de tsunamis, con perspectiva a lo Street Fighter


Jardín en la entrada de Hase-dera

Jardín en la entrada de Hase-dera


Gran buda de bronce de Kamakura, con sus 14 metros es el segundo más grande de Japón tras el de Nara

Gran buda de bronce de Kamakura, con sus 14 metros es el segundo más grande de Japón tras el de Nara


Puerta Tori de acceso a cueva en Hase-dera

Puerta Tori de acceso a cueva en Hase-dera


Agachao dentro de dicha cueva

Agachao dentro de dicha cueva


Figuricas en la cueva

Figuricas en la cueva


Hase-dera

Hase-dera

Desde otro lado

Desde otro lado

Recinto principal de Hase-dera que alberga una enorme estatua de Kannon de 11 caras

Recinto principal de Hase-dera que alberga una enorme estatua de Kannon de 11 caras

Kamakura desde Hase-dera

Kamakura desde Hase-dera

Kamakura se encuentra a unos 50 Km al suroeste de Tokio y fue la capital Japón del 1185 al 1933 (según recorría Japón parecía que toda ciudad que visitaba había sido alguna vez su capital). Es fácilmente accesible en tren y una vez allí se puede optar por ir paseando, alquilar una bicicleta o tomar un tren local para moverse (el cual es bonito de ver). Al margen de las decenas de santuarios sintoístas y templos budistas con los que cuenta, tuve la sensación de que allí tenían auténtica pasión por el surf, la playa estaba plagada de gente practicando ese deporte, y las fachadas de muchas viviendas cercanas a la playa contaban con multitud de tablas de surf colgando de ellas.

Un consejo que puedo dar es que, si se opta por usar el tren local, es buena idea pasar de largo la estación de Hase (la cual lleva a los sitios turísticos principales) y bajarse un par de paradas más adelante, de esta forma podréis disfrutar de la zona más rural de Kamakura , la cual me pareció de las más bonicas que vi en Japón; llena de vegetación, plagada de todo tipo de casitas bajas y pequeños templos, y con una única y estrecha vía de tren que intenta encontrar su camino por los recovecos que dejan las casas 🙂

Entrada a una casa de la zona rural de Kamakura

Entrada a una casa de la zona rural de Kamakura


Kamakura

Kamakura


Barbería con entrada desde la vía del tren

Barbería con entrada desde la vía del tren


Puerta de entrada desde la vía del tren a un pequeño santuario sintoista

Puerta de entrada desde la vía del tren a un pequeño santuario sintoista


Vía del tren pegada a la carretera

Vía del tren pegada a la carretera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *