Kafka en la Orilla

Portada nominada a los Momiji Awards 2008

Portada nominada a los Momiji Awards 2008

Lo primero que supe de Haruki Murakami era que había escrito un libro, mundialmente conocido, llamado ‘Kafka en la orilla’. Después me dejaron otra novela suya llamada ‘Crónicas del pájaro que da cuerda al mundo’. Y podría resumir mi impresión en que estos dos libros pueden separarse del resto de la bibliografía del escritor, al menos en lo que a ambición y complejidad se refiere.
Por el otro lado tendríamos ‘Tokio Blues’, ‘Sputnik mi amor’ y ‘Al sur de la frontera, al oeste del sol’ (contando sólo los 5 que he leído de momento).

Pese a haberlos disfrutado todos muchísimo he de reconocer que hay un aspecto que me está desgastando poco a poco a cada libro suyo que leo: y ese algo es el personaje protagonista. Me da la impresión de que Murakami no para de representarse a si mismo una y otra vez en cada una de sus novelas. Todos los personajes que llevan el peso de la narración son lectores empedernidos, aman la música clásica y el jazz, adoran los gatos, no tienen grandes relaciones sociales, hacen deporte y no es que tengan una gran personalidad.
Muchas veces cuando empiezo un libro suyo me da la impresión de estar ante una de esas sagas de videojuegos donde, a cada nuevo juego, el protagonista ha perdido todas sus habilidades y tienes que ir recuperándolas. No es que sean aburridas, pero ya sabes lo que te espera.

Muchas veces se habla del carácter hipnótico de la narrativa de Murakami, y yo he llegado a la conclusión que parte de ese efecto se produce por el hecho de estar recorriendo casi siempre terrenos conocidos. Al leer una novela suya entras en un estado de comodidad, como el de estar en casa. Eso, junto al hecho de poder dejarte llevar por el momento, sin tener en cuenta una consecuencia o explicación posterior (que seguro no va a llegar) hace que todo evoque emociones sin tener ninguna transcendencia. Cada página es un estado de ánimo, una experiencia, y un mundo en si mismo. Todo es imaginación pura que no se ata a una explicación.

Murakami con el mono

Murakami con el mono


Y, volviendo a lo anterior, el claro ejemplo de lo que intento explicar es ‘Kafka en la Orilla’; el último libro suyo que he leído y que me ha parecido el mejor.

En él he vuelto a encontrarme con todo aquello que me gustó de ‘Crónicas del pájaro que da vuelta al mundo’ y que he echado de menos en todos los posteriores (en orden de lectura). La forma de combinar el amor, el humor, el sexo, la violencia y el sadismo. Y, sobre todo, los personajes extremos en situaciones delirantes. Esta vez (al contrario que en ‘crónicas’) no estaba impaciente por llegar a un final que diera explicaciones a todo lo planteado (ya sabía que eso no iba a ocurrir). Me he limitado a vivir sus 700 y pico páginas, y se me han pasado en un suspiro.

La base de la historia son las vidas, contadas en paralelo, de dos personajes que poco tienen que ver entre ellos. Por un lado Kafka Tamura, un niño de 15 años (que pretende ser el niño de 15 años más fuerte del mundo) que se escapa de casa acompañado de la presencia abstracta de un joven llamado ‘Cuervo’.
Por otro lado está Satoru Nakata: un anciano que, en un incidente ocurrido en su infancia, perdió todo sus recuerdos y la capacidad de leer y aprender cosas complejas. A cambio adquirió la habilidad de hablar con los gatos (dando lugar a varios de los mejores momentos del libro). Y también cuenta con una extraña facilidad a la hora de conseguir ayuda en los momentos críticos.

El destino de ambos les llevará al sur de Japón, pero las vivencias que van teniendo serán bien distintas.
Asesinatos, lluvias de objetos imposibles, flautas hechas con almas de animales decapitados, el Coronel Sanders (el del logo de Kentucky Fried Chicken) metido a proxeneta; y situaciones aun mas extrañas y bizarras no pararán de sucederse a cada vuelta de hoja. Por supuesto también encontramos al Murakami más clásico (del tipo Tokio Blues) en la mayor parte del libro, pero todo se
complementa y se deja llevar de una manera asombrosa. Y no es que nada acabe teniendo demasiado sentido, pero tras 5 libros de Murakami eso ha dejado de importarme.

Si tuvierais que elegir un solo libro de Murakami para leer, yo tendría clara mi recomendación: ‘Kafka en la orilla’. Al menos para todos aquellos con un poco de imaginación abstracta.

Y para acabar: ayer me leí ‘Al sur de la fronte,a al oeste del sol’. Se me pasó la tarde volando leyéndolo, pero en el fondo tengo la impresión de haberme encontrado ante una versión emocionalmente descafeinada y bastante inferior de ‘Tokio blues’.

Momiji en la Orilla

Momiji opina : Me ha encantao, salen muchísimos gaticos

Categories: General, Libros | Tags: | 1 Comment

La Montaña Rusa del Yen

Como el tema de las cotizaciones en bolsa es algo que se me escapa bastante, voy a poneros un gráfico de yahoo finanzas:

Pesadilla otaku

Pesadilla otaku


Todos los que hemos crecido considerándonos medianamente otakus hemos contado con la inestimable ayuda de la equivalencia directa (aproximada) de yenes a pesetas. Esto nos simplificaba los calculos a la hora de saber cuanto nos podría costar tal cacharro, manga o película comprada en Nipolandia. Y con el euro pues ¾ de los mismo: 166 yenes eran un euro, con un error de cálculo asumible.

Ahora bien, mirad el gráfico: ¡Coño WTF! ¿Qué ha pasado? ¿Qué es eso? ¿Va a durar mucho?
Pues os diré: y yo que sé.

El tema es que llevo siguiendo las variaciones del yen-euro durante el último mes, y este periodo me ha recordado a la primera bajada de la montaña rusa de superman.

Mis limitados nulos conocimientos sobre estas lides me impiden escribir alguna conclusión con un mínimo de criterio. Pero las voces en mi cabeza me informan que esta tendencia debería invertirse a no mucho tardar (opinar es fácil si tienes un blog)

Mi problema personal es que me piro a japón ya, y me toca comerme el pastel de un cambio de divisas en mínimos históricos (al menos en lo que a historia reciente se refiere).

Volvamos a primaria y hagamos una regla de 3 (a 24 de octubre) :

166 yenes (cambio con respecto al euro a principios de año) es al 100% lo que 119 yenes (cambio actual) es a X

Abro calculadora de windows y me sale la X a… 71,69%

¡Toma fresa de gominola!

Resumiendo: todo me saldrá un 28,31% más caro de lo que me hubiera costado a principios de este mismo año. Y con ‘todo’ me refiero a los costes de Japan Rail, hoteles y gastos varios japónicos (y he de decir que son muchos yenes).

¿Hace eso que pierda cierta ilusión por el viaje a Japón?
Respuesta: Ni la más mínima.

P.D: He hablado con los que tramitan el Japan Rail Pass y, al menos en lo que se refiere a ese tema, se respeta el cambio de divisa que había al comenzar el mes en vigor. En nuestro caso unos 150 yenes por euro. Por lo visto actualizan el precio (en euros) el primero de cada mes 🙂

Categories: General, Viajes | Tags: | 2 Comments

Sputnik

Soy un poco veleta, lo sé: que si ahora Murakami me aburre, que si ahora Murakami me mola, que si ahora Murakami ni fú ni fá (pero tirando a lo segundo)

El caso es que ‘Sputnik, mi amor’ ha sido el libro al que he dedicado parte del fin de semana (y van 3 novelas suyas en la última semana), y me ha dejado una sensación muy extraña.
Teniendo en cuenta que estoy con el chip Murakami encendido, y eso me impide criticarlo como criticaría a cualquier otro autor/a (lo cual es fácil, es gratis, y llena horas de oficina), voy a dejarlo en que me ha parecido la novela suya más floja de las que por el momento he leído.

Es un libro algo tramposo. La base de la historia es el amor desgarrador que Sumire, una chica rebelde de 22 años con demasiados pájaros en la cabeza (y que pretende escribir de primeras su novela definitiva), siente por Myu, una mujer casada de la que acaba fascinada (anulando con ello su personalidad y capacidad creativa). Juntas se irán por Europa y pasarán unas cosas tan inexplicables que, de hecho, no te las van a explicar.

El problema es que la razón por la cual sabemos que ‘ese amor es desgarrador’ es porque lo pone en la primera página. No hay nada creíble en el desarrollo posterior de la historia que me lleve a pensar en algo tan intenso. Además, el mencionado personaje de Sumire cuenta con un comportamiento bipolar tan marcado que provoca que no me lo tome demasiado en serio. De todas formas es una novela bastante breve, haciendo algo más perdonable el hecho de que todo avance a patadas.

Otro punto chungo es el desenlace del libro: está lleno de libertades creativas que podrían molestar a algunos, pero que a mi personalmente no me han disgustado.

Todo lo demás es bueno para mí. Sigue siendo Murakami, y sigue trasportándome y evocando sensaciones con cada página, escenario o acción (por trivial que parezca) de cada personaje. Las descripciones son dinámicas y todo cobra vida desde la primera palabra, consiguiendo situarnos de manera asombrosamente real junto a los protas, ya sea en una cafetería, aeropuerto o en una isla perdida.

Por otro lado, y tras seguir las vivencias de decenas de personajes en los anteriores libros, he agradecido encontrarme con una novela mucho más endogámica; todo se sostiene con tan sólo tres personajes. Eso sí, el tercero es, a la vez, narrador y protagonista; y como personaje es un pesado y un personaje anodino como pocos.

‘Sputnik, mi amor’ me ha gustado… aunque indefiniblemente menos que el que estoy apunto de acabar ahora: ‘Kafka en la Orilla’, libro que estoy disfrutando mucho mucho y mucho más.

blablñabla

La opinión de Momiji : Es la novela de Murakami en la que salen menos gaticos

Categories: General, Libros | Tags: | 1 Comment

Japan Plan

Shinkansen Nipón

Shinkansen Nipón


Nuestro primer plan, cuando decidimos viajar a Japón, fue no tener planes. Nos parecía una buena idea recorrer todo el país de punta a punta mediante el Japan Rail Pass. El JRP es un abono de trenes, exclusivo para turistas, con el que viajar libremente por todo Japón durante 7 (28.300 yenes),14 (45.100 yenes) o 21 días (57.700 yenes), teniendo acceso a 3 de los 4 tipos de trenes bala con los que cuentan en la actualidad. Teniendo en cuenta el precio de los transportes en ese país (lo único realmente caro que he visto por el momento allí) nos ahorrábamos cantidades ingentes de yenes en desplazamientos.

Entonces fue cuando nos dimos cuenta que alquilar un apartamento podía llegar a ser mejor opción, y más económica, que la de ir tirando de decenas de hoteles. Sólo tenía una pega : quedarse en un único sitio. Y sobra decir que ese sitio iba a ser Tokyo.
El coste total era la mitad de lo calculado para hoteles en un mismo periodo de tiempo. Por otro lado, empezamos a verle más cosas positivas al hecho de no estar constantemente moviéndonos por todo el país como pulgas (realmente no sé si las pulgas se mueven mucho o poco, pero pegan grandes saltos, eso sí que lo sé yo).
Me gusta el turismo residencial, conocer las ciudades que visito a fondo mediante el método del callejeo; perderme una y otra vez, e intentar regresar por mi cuenta a algún lugar conocido. Pero para eso hace falta tiempo, y mediante la fórmula del apartamento contábamos con mucho.
Y ahí fue cuando nos empezaron a chinchar. El primer inconveniente fue que muchas de las empresas dedicadas al alquiler de apartamentos económicos se negaban a aceptar reservas de menos de un mes. Nosotros íbamos a estar ‘casi’ ese mes, y les comentamos que no nos importaba pagar el mes entero aunque fuéramos a estar menos tiempo (seguía saliendo más rentable que los hoteles). La respuesta fue que no.

Sakura House – Mínimo un mes
Monthly Apartment Tokyo – Zona Roppongi
Tokyo Apartment Hikari

No todas funcionaban de esta forma, encontramos algunas otras que sí que aceptaban alquileres semanales, o incluso diarios. Pero el coste poco a poco empezó a inflarse a base de gastos adicionales. Al importe base del alquiler había que sumarle un extra por alojamiento de una segunda persona, a esto había que añadirle un importe relativo al uso del equipamiento que había dentro del apartamento, a esto el uso del equipamiento que había dentro del apartamento por parte de la segunda persona, y a la suma total de eso un plus adicional (en torno a los 15-20 mil yenes) destinado a la limpieza inicial del apartamento.
Y no creáis que la suma total era algo desorbitado, ni mucho menos. La media de un pequeño apartamento en pleno centro de Tokio durante un mes, todo incluído, rondaba los 850-1100 euros dependiendo de varios factores; como la situación, si contaba con baño propio y demás. La parte más divertida de esto último fue cuando nos encontramos con un apartamento, en Akihabara, cuyo único ’handicap’ era que; en días laborables, tendríamos que compartir nuestro baño con los oficinistas de una empresa, situada en la misma planta que el apartamento. Y la verdad, no nos pareció un plan demasiado bueno :p

Un día cualquiera en Tokyo

Un día cualquiera en Tokyo


El problema principal era que haciendo cálculos ya no nos compensaba tanto el hecho de estar atados todo el tiempo únicamente a Tokyo. Y al final nos lo hemos vuelto a requete-replantear. ¿Qué cual ha sido la solución? Pues el término medio. Hemos encontrado en el centro de Osaka un apartamento en el que estar una semana a muy buen precio. Desde allí podremos hacer turismo por los alrededores; Nara, Kyoto y Kobe principalmente. Y el resto del tiempo estaremos en varios Hoteles en Tokio, recorriendo muchas muchas calles y comiendo mucho mucho Ramen.

Para este viaje tendrán que quedarse fuera destinos que me hacía mucha ilusión visitar; como Sapporo o Fukuoka. Pero nadie ha dicho que no se pueda regresar a Japón en breve 🙂

Categories: General, Viajes | Tags: , | 1 Comment

Tokio Blues – Norwegian Wood

Hará unos cuantos meses leí, por recomendación de una compañera de trabajo, mi primer libro de Haruki Murakami. Se trataba de ‘Crónica del pájaro que da cuerda al mundo’, y no lo disfruté.

Posteriormente leyendo comentarios sobre este autor en varias páginas personales, me llamó la atención la legión de defensores/seguidores con los que contaba. Eso me llevó a darle otra oportunidad a este autor con otro libro, en este caso ‘Tokio Blues’. Y he llegado a una conclusión; debería haber empezado por este último, y así hubiera disfrutado plenamente el anterior.

En mi opinión, y teniendo en cuenta que sólo he leído dos libros suyos, Haruki Murakami tiene algo de Woody allen . En el sentido de contar siempre historias basadas en las mismas emociones, muchas veces con personajes que son casi calcos de otros creados para otras historias.

Murakami crea situaciones inmersivas con personajes capaces de provocar contrastes. Crea una confusión controlada, algo alucinógena, introduciendo personajes extremos en la realidad, y fragmentos deformados de la realidad en los sueños. No importa hacia donde va la historia , y esto es algo que me costaba mucho entender en ‘Crónica del pájaro’. En aquel caso estuve impaciente esperando que pasara algo importante, que toda esa colección de historias personales acabara centrándose en un único punto, que existiera una revelación final. Eso, unido a lo denso (en páginas) del libro, acabó creando en mí cierta desidia.

En cambio, ‘Tokyo blues’ ha sentado las bases de lo que puedo esperar de este autor, y lo ha hecho de una forma mucho más directa. Me he emocionado con el recorrido de los personajes y he visualizado todo con muchísimo más interés. He disfrutando este libro como si se tratara de una versión moderada de ‘Crónica del pájaro’. Viene a contar lo mismo, pero en esta ocasión con personajes mucho menos exagerados y bastante más reconocibles. Lo cercano de la muerte, el sexo, y la fragilidad en el estado de felicidad conforman la vida de los protagonistas.

Pese a todo es curioso como, visto con distancia en el tiempo, ‘Crónica del pájaro que da cuerda al mundo’ me parece bastante mejor libro que ‘Tokyo Blues’, y mucho más completo en historias y matices. Sin embargo no supe apreciarlo en su momento. Murakami engancha, pero hay que saber por cual de sus libros empezar.

Y al margen de lo literario hay algo que me ha hecho muchísima ilusión; Debido a mi próximo viaje a Japón he estado buscando todo tipo de información sobre los distintos barrios de Tokyo y sus formas de vida. Tengo una idea mental bastante nítida de lo que puedo esperar cuando llegue allí. Y ésta ha sido la primera vez al leer un libro (o ver una peli ,o jugar un juego, o lo que sea), desarrollado en parte en Tokyo, que he conseguido seguir a los personajes con total claridad según se iban moviendo por la ciudad: las líneas de tren, los barrios, las distancias, todo ha empezado a parecerme reconocible. Y eso es algo que me ha parecido… bastante guay.

A Momiji le gusta Gaviota, la gatica blanca vagabunda

Momiji opina: Mi personaje preferido es el de Gaviota, la gatica blanca vagabunda

Categories: General, Libros | Tags: , | 1 Comment

Ya se acerca… Nipomanía 2008 !

Sueño casi cumplido

Sueño casi cumplido


Cuando compré los billetes de avión me pareció que todavía quedaba una eternidad para iniciar el viaje, pero de tanto pensar en ello ya casi casi estoy allí.
Soy de los que disfrutan preparando un viaje tanto como haciéndolo, he estado pensando planes y cambiándolos una y otra vez para, por último, volver a dejarlos tal como estaban al principio. También he aprendido japonés básico, o eso creo. Pero ese tema mejor lo dejo para otro post.

El caso es que lo que escriba en los próximos meses corre el riesgo de ser monotemático, si es que se puede considerar monotema a todo lo relacionado con Japón.

Que nos dejaran pillar las vacaciones en esas fechas, los apartamentos, los hoteles, el Japan Rail Pass, el pasaporte, chapurrear el idioma y, en los últimos días, la devaluación del Euro frente al Yen (tsk!) han sido nuestras mayores preocupaciones.

No es que esté todo zanjado, pero al menos ya tenemos una base asegurada desde la que ir decidiendo lo demás. Van a ser bastantes días, pero no quiero abusar del modo turista, en el cual se van haciendo fotos en 20 ciudades sin llegar a conocer realmente ninguna. De momento Osaka, Kyoto, Nara y Kobe serán los destinos de la primera semana. Y para todo lo demás… Tokyo!

Aunque, a decir verdad, hasta hace poco teníamos pensado estar única y exclusivamente en esta última. Eso fue así hasta que nos empezaron a chinchar con los apartamentos Tokyotas. Pero ese tema mejor lo dejo también para otro post.

Y quisiera agradecer (como mola decir esto) a todos los blogueros que, sin saberlo, me están ayudando a planificar el viaje e ir conociendo las ciudades sin haber estado aun en ellas. Mi experiencia es que se aprende bastante más del modo de vida real en Japón (que es lo que realmente me interesa) visitando sus webs, que con cualquier guía de viajes.

No me vas a llevar?! Te odio

No me vas a llevar?! Te odio

Categories: General, Viajes | Tags: , | 1 Comment

¿Cuántas páginas tiene un Death Note?

Cartilla de la muete

Es curioso como esta libreta, del grosor de un cuadernillo canijo para críos, parece no acabarse jamás; lo mismo da que se le arranquen hojas o pellizquen cachos, siempre está nuevecico y a estrenar.

El caso es que he terminado de ver la serie de animación, adaptación del homónimo manga, y al acabar sus 37 capítulos me he quedado con muy buena sensación. Eso es extraño, ya que estuve apunto de abandonar la serie en su tramo central, cuando el (dejémoslo en inaguantable) personaje de Misa Amane tiene su máximo protagonismo.

El PVC al menos es gracioso

El PVC al menos es gracioso

Para aquellos que no sepan de lo que hablo (que alguno habrá) resumiré el argumento de la historia en una frase:
“Death Note es un cuaderno capaz de matar a todo aquel cuyo nombre se escriba en él”.

Se podría pensar que dicha premisa puede llevar a muchísimas ramificaciones, pero lo cierto es que la historia se empeña en repetir machaconamente el mismo esquema una y otra vez; el cual no es más que el enfrentamiento entre Kira (propietario del cuaderno que calma sus ansias homicidas matando a criminales cuyos nombres va escribiendo en el Death Note) y L (nombre en clave del detective empeñado en darle caza).
La trama, pese a no perder interés en ningún momento, se estanca en ese planteamiento inicial en el cual ambos intentan acabar con su némesis. No hay variaciones del tipo: “asesino que intenta matar sin que Kira le descubra’.
Es una lástima que no se aprovechasen más dichas posibilidades narrativas, sobre todo viendo como otras series de base mucho más simple superan los 300 capítulos sin ruborizarse.

Soy malvado, en serio

Soy malvado, en serio

El manga original, escrito por Tsuguma Ohba y dibujado por Takeshi Obata, fue publicado en la revista Shonen Jump entre 2003 y 2006; constaba de 12 tomos más uno adicional (no publicado en España), en el que se descubrían datos relevantes tales como el verdadero nombre de ‘L’ y perfiles de los personajes y sucesos acontecidos en la historia. Aunque lo que a mi me interesa, y por lo que voy a intentar hacerme con él en cuanto llegue a Japón, son las 5 figuritas que trae; las cuales son reproducciones de las creadas en el manga por el personaje de Near (otro niño-investigador-prodigio que persigue a Kira).
Mirad que bonicas y bizarras que son

Mirad que bonicas y bizarras que son

El anime corrió a cargo de Madhouse (Chobits, Trigun, Cardcaptor Sakura, Monster) y fue emitido en Japón entre 2006 y 2007.
Del nivel de producción no hay nada criticable; a mi modo de entender el diseño de personajes, la ambientación sonora y la mayor parte de la narrativa cumplen con creces lo que se podía esperar. Cada capítulo cuenta con su dosis de interés y siempre te deja con ganas de más.

Toy palote pero el shinigami me corta el rollo

Toy palote pero el shingami me corta el rollo

Por contra, lo que he odiado de este (y de muchos otros animes y mangas) es la necesidad de meter a presión un contrapunto cómico exagerado (con un par de buenas mamellas) capaz de romper la ambientación de buena parte de los episodios (unos 10 en este caso). Lo veo innecesario y más exagerado en este caso que en el manga original. Por suerte, cuando parece que todo va a irse a pique, dicho personaje va perdiendo protagonismo, y la narrativa vuelve a ser lo que era en los primeros capítulos de la serie.

Menos mal, porque durante unas cuantas horas tuve ganas de escribir las palabras ‘Death Note’ dentro de mi Death Note.

Categories: General, Manga-Anime | 3 Comments